© 2019 TOPPLE PRODUCTIONS, LLC - ALL RIGHTS RESERVED

La Mirada Femenina

TIFF - Master Class Jill Soloway [September 11th, 2016] 

Me gustaría dar las gracias a TIFF por su amabilidad y por su acogida de la tercera temporada de Transparent, que se proyectará en unas horas. 

Bueno, estoy aquí hoy para investigar la idea de “La Mirada Femenina”- Espero que hayáis leído el título y no que os encontréis aquí porque hayáis oído “gays en lugar de gaze (mirada)-

 

En el pasado cuando  he hablado de “La Mirada Masculina” se creyeron que quería  decir gays.

 

Y era como, Jill pero qué tienes en contra de los gays, no tengo nada en contra de los gays-bueno a veces sí- cuando montan fiestas blancas, yo odio que me digan lo que me tengo que poner, odio tener que vestirme, especialmente de blanco- Así que si  “La Mirada (gaze) Femenina”


Antes de nada, dejadme que os cuente lo que es la Mirada Masculina. La Mirada Masculina es un término acuñado por Laura Mulvey en 1975 en su ensayo “Narrativa cinematográfica y placer visual” . En los cinco minutos de investigación que he hecho en Wikipedia he leído que La Mirada Masculina es la manera en la que las artes visuales y la literatura representan el mundo y a las mujeres desde un punto de vista masculino presentando a las mujeres como objetos para el placer masculino - 

 

Mulvey nombra tres partes en esta mirada. La persona detrás de la cámara, los personajes dentro de la película y el espectador. Wow. Okay esta profunda investigación de un segundo en internet ha hecho que me de cuenta de que La Mirada Masculina sale del centro de un triángulo 

 

¡Joder! ES COMO UN TRIÁNGULO QUE DISPARA ENERGÍA DESDE EL CENTRO ¡Agh! ahora entiendo porque odio tanto el concepto. 

 

¿Sabéis lo que es increíble? Han pasado 40 AÑOS desde que Mulvey definió la mirada masculina y nadie ha reclamado el concepto de Mirada Femenina. Yo definitivamente lo quiero . Quiero que sea como Mulvey: Mirada Masculina,  Soloway: Mirada Femenina 

 

Así que ¿qué es La Mirada Masculina? Mmmm, bueno pues casi todo lo que hayáis visto, la mayoría de los programas de televisión, todas las películas, las películas de acción y súper héroes, por supuesto las películas de terror y de tortura, las películas que intencionadamente objetifican a las mujeres como El Lobo de Wall Street o James Bond. 

 

Y las bienintencionadas como Ellao Ex machina, máquina, mágina en la que los hombres sueñan con una fantasía de mujeres que rezuman éter.

 
O El Renacido o Pozos de ambición u Oceans Eleven, por la manera en la que ignoran a las mujeres.


El Séquito. Dos Hombres y Medio. ¿Os he dicho que es todo? Sí, prácticamente todo.

 

 
Mi Mirada Masculina favorita era la serie “Vacaciones en el mar”, el tipo de escenas que veías en “Vacaciones en el mar” eran- primera imagen un par de tetas perfectas, un barman le añade un adorno a un par de piña coladas, las tetas ponen las bebidas en la bandeja, llevan la bandeja a una mesa donde dos personas hablan, las tetas ponen las bebidas en la mesa y empieza la escena, un clásico de la Mirada Masculina. 

 

Ya sé lo que estáis pensando,  ¡Hey Jill! ¿entonces la Mirada Femenina es lo contrario de Mirada Masculina?

 

Buena pregunta.


Lo contrario de “La mirada Masculina” si lo tomamos literalmente sería: cuando las artes visuales y la literatura representan el mundo desde una perspectiva femenina y presentando al hombre como objeto para el placer femenino.  

 

Así que bueno sería algo así como si Magic Mike lo escribiera, produjera y dirigiera una mujer.

Me acuerdo de cuando intentaron vendernos eso en la cultura de treinta años atrás cuando todo era MUJERES AQUÍ TENÉIS VUESTRO PLAYGIRL Y CHIPPENDALES (show de striptease masculino)!!?
 
Y muchas mujeres estaban tan felices de tener algo, lo que fuera, que se compraban religiosamente el PLAYGIRL- con un hombre peludo acostado en la página central mostrando su pene flácido. Oooh 

Grupos de mujeres yendo a CHIPPENDALES gritando, riendo y jaleando.

La verdad es que hasta que pisé un club de striptease cis heterono supe  que en realidad  los hombres no jalean. Se sientan solos concentrados o cuando van con amigos se agrupan y si vitorean o jalean es con sus amigos, al soltero de la despedida de soltero.

Pero bueno, esta es la versión de La Mirada Femenina que nos han ofrecido:

¡Hey chicas!
Aquí tenéis vuestro puto calendario pero es como: Nooo. Paso. NO LO COMPRO. 

 

Quizá otra manera en la que la gente interpreta La Mirada Femenina sería cambiando el género del protagonista masculino, colocando la mujer en roles masculinos en las típicas películas “de tíos”. “El héroe de esta película será Angelina Jolie! En ropa muy ajustada” O “¡Hey Sigourney Weaver con una pistola muy grande!”  “¡Pero que tiene una pistola muy grande!”
No, no quiero una pistola, no me gustan las pelis de acción

Incluso con una heroína femenina las películas de acción siguen siendo La Mirada Masculina. Están casi siempre-si no siempre- escritas, dirigidas o producidas por hombres cis así que seguimos hablando de la proyección y fantasía  masculina.

 

Antes de seguir con esto quiero dar un par de definiciones. La primera es la palabra INTERSECCIONALIDAD 

 

Interseccionalidad es un término académico sobre cómo las mujeres, las personas de color, queer, discapacitadas y todos/as aquellos/as que se consideran la otredad comparten intersecciones en su opresión o puedenencarnar intersecciones de diferentes opresiones en una misma persona.
Dentro del debate actual sobre interseccionalidad existe un debate en desarrollo sobre si las feministas blancas deberían hablar de parte de las feministas negras o quizá por-el-amor-de-Dios no habléis de parte de las feministas negras. 

 

Estamos en un momento fantástico de este debate y de verdad que quiero hablar de razas, pero por ahora he decidido que en lo respectivo a esta conferencia me voy a centrar en las cuestiones de género.

 

Vale, ahora vamos a definir CIS ¿sabéis todos/as  lo que significa CIS? 

Cis es lo contrario de trans. La identidad de las  personas trans no se corresponde con la identidad que se les asignó al nacer. 

Y sí, la verdad sea dicha, a nosotras las feministas nos encanta usar la frase “Hombre Cis”. En nuestras reuniones en Topple (productora) siempre andamos diciendo “los hombres cis esto”, “los hombres cis aquello”, o los hombres cis dominan el electorado de la Asociación de Directores de Cine de America” “los hombres cis jubilados son quienes votan en las organizaciones y dan los premios”...Oh sí lo decimos continuamente 

 

A ver, entonces ¿cuántos hombres CIS hay entre el público?

Creo que no estabais en mi discurso en el 2014 en Northwestern.
SI me sentía muy audaz, había hablado con mi terapeuta recientemente, a la que me gusta llamar la gran Elaine Silverstein,  y me había contado que cuando los hombres prehistóricos vieron que las mujeres sangraban sin morirse pensaron que eran mágicas y se asustaron y crearon una cultura centrada en lo masculino para algo así como matar a la diosa, sobre este mismo tema el Dr. Leonard Shlain escribió el libro “El Alfabeto y la Diosa (The Alphabet versus the Goddess)”, sobre la palabra escrita como la invención de una nueva tecnología, una tecnología que era problemática para la diosa. 

 

 

El alfabeto favorecía la parte izquierda del cerebro y lo masculino y los hombres lo usaron para destrozar a La Diosa y la matriarcalidad, escribiendo historias sobre un dios hombre, un hombre salvador Algunos lo llaman la Biblia. 

Esta tecnología se usó para escribir libros, lo que era problemático para El Matriarcado. 

Vale, esto es un festival de cine así que quizá no es justo irse tan atrás como “desde siempre” quizá si nos situamos en la historia del cine hablamos de ¿100 años? 

 

 

Entonces para que hubiese paridad de géneros en la mirada- del tipo
que hiciera a un periodista preguntarme en la alfombra roja- “Las cosas están mejorando para las mujeres ¿no?” Necesitaríamos que durante los próximos 100 años prácticamente cada película estuviese escrita, producida y dirigida por mujeres. Algo así como, volved en el 2116 y lo hablamos.
 
Y entonces DESPUÉS DE ESO, podríamos empezar a hablar de 50/50.

 

Es precisamente esa división matemática- que es una operación matemática perfectamente razonable- la misma que hizo que me diese cuenta de que no solo las mujeres tenemos que inspirarnos y encontrar fondos para EMPEZAR a hacer cosas en números récord-además para que las cosas estén igualadas...necesitamos que y  eso fue precisamente lo que les dije a los hombres cis, “por favor: DEJAD DE HACER COSAS”

No sentó demasiado bien. Esto da probablemente para otra conferencia, no he pensado en cómo funcionaría pero si le vamos a dar voz a las mujeres vamos a tener que dar a los hombres cis algo que hacer.

Sé que no iba a funcionar bien, si vamos a dar voz a las mujeres vamos a tener que darles algo que hacer a los hombres cis. Sé que no sentaria bien. Si empezamos a decir, nosotras generaremos toda la cultura , vosotros tíos id a tomar el sol a Central Park. Y luego cuando vaya a Central Park y los vea a todos tomando el sol me iba a enfadar un montón, así que vamos  a tener que repasar esa parte 

 

Tengo una cosa que sugerir, no es una solución pero es una pequeñísima ayuda para cuando hablamos de hombres cis, los hombres cis me han dicho que no les gusta que se les llame hombres cis, les hace sentir mal y tristes.


Me gusta poner hombres (male) y cis juntos en una palabra y pronunciarlo en una mezcla de inglés e italiano “Chismales” que rima con tamales, chismales es como un ingrediente en una sopa exótica, “ahora con más chismales”. 


Hombres cis suena a algo malo pero Chismales es jugoso. Podría cubrirse de una deliciosa salsa de queso por qué no, nos hace reír- “eh chismales, dadnos un respiro con vuestra Mirada Masculina”, “dulces y deliciosos chismales: ¡Dejad de hacer cosas!” 

Pero por qué los hombres cis no sueltan la Mirada Masculina? 

Porque EL ARTE ES PROPAGANDA SOBRE NOSOTROS/AS MISMOS/AS.

 

Transparent ha sido para mí una manera de hacer un mundo más seguro para mi 

Mapapa, centrándome en lo humano. Sale gente judía antipática que automáticamente se vuelve más simpática cuando le añado una bonita iluminación y bromas jajaja y música guay. 

 

Nadie lo hace a posta, ni los chismales ni yo, nosotros creemos que hacemos arte. Es inconsciente.

 

Si alguien me envía un episodio piloto sobre una protagonista que es una cómica profesional pelirroja y desgarbada con ojos melancólicos que creció en una casa en la que su madre dirigía una guardería. 

 
Y luego quien ha escrito el guión viene a verme…

 

¿Qué posibilidades creéis que tengo de que la guionista sea una cómica profesional pelirroja y desgarbada con ojos melancólicos que creció en una casa en la que su madre dirigía una guardería?
 
¿Adivináis? La respuesta es un 100%

 

Sí, la televisión y el cine y, ¡Joder!, toda la cultura la hace gente diciendo: “Yo soy normal y la gente como yo es normal Mira este episodio de media hora y así estarás más de mi parte. Por si llega el fin del mundo o Zika o Trump o Hitler!!” 

Todos necesitamos amigos así que creamos nuestras tribus con nuestro arte.
Sí, simplificando, los protagonistas son propaganda.

Los protagonistas son propaganda que protege y perpetúa el privilegio 

Lo llamaremos a partir de ahora las 5 Ps

Pensaréis que me pagan por el uso de la letra “P”. TIFF me ha llamado y me dicho: “Jill podrías dar una charla usando muchas P’s” y yo he dicho: “¡Ppp..si!”

Sí los protagonistas son propaganda que protege y perpetúa el privilegio entonces mi plan para hoy es inspirar a más mujeres a que retomen “su mirada”.

 

Bueno, aquí vamos, “venga Jill dilo de una puñetera vez”.

Ya. En tres partes. 

Creo que voy a disparar algo del centro de mi triángulo para cuando acabemos con esto.

Tres partes como con Mulvey.
 
Número uno, creo que La Mirada Femenina es una manera de “ver sintiendo”
 
Podría interpretarse como una cámara subjetiva que intenta meterse dentro del/ la protagonista especialmente cuando la protagonista no es un “chismale”. Utiliza el enfoque para compartir y evocar un sentimiento de estar en el sentir en lugar de ver los personajes. 

Con la cámara digo: “eh público no solo os estoy enseñando esto es que quiero que lo sintáis conmigo”. Y para esto tengo mis propios métodos, cuando nuestro cinematógrafo, Jim Fhrona, sujeta la cámara su cuerpo está en el sentir no en el capturar sino en reproducir una acción, como fundirse, emanar o permitir, reproduce una sensación-acción

Quizá habéis notado cuando veis este tipo de cine que os hace sentir más cosas. Os “da sensaciones” que dirían los jóvenes.

Algunos ejemplos de esta versión de Mirada Femenina están incluidos en Transparent y en I Love Dick que son cosas que yo he hecho – y en muchas películas hechas por mujeres.

 

Las cosas que quizá cuando las ves dices: “Seguro que esto lo ha escrito y dirigido una mujer porque me siento sostenida por algo que se centra en el sentir de mi cuerpo, las emociones adquieren prioridad sobre la acción.


Como directora contribuyo a que esto ocurra manteniéndome centrada en mi cuerpo mientras los actores trabajan, dando prioridad a todos los cuerpos en el plató por encima de los equipos, el dinero o el tiempo. 

 

Lo que voy a leer fue escrito por Hannah Wilke en 1976, sus palabras me ayudan a explicar mejor lo que quiero decir, dijo:
“Lo que me interesa es la creación de un imaginario formal que sea específicamente femenino, un lenguaje que fusione cuerpo y mente en objetos eróticos que se puedan nombrar y a la vez sean bastante abstractos. El contenido siempre está relacionado con mi propio cuerpo y mis sentimientos, reflejando el placer y también el dolor, la ambigüedad y complejidad de las emociones. Los gestos humanos, los símbolos metafísicos de multitud de capas bajo las visceras traducido en un arte cercano a la risa.”

 

La Mirada Femenina, primera parte. Recuperar el cuerpo, usándolo con la intención de comunicar el “ver sintiendo”

 

Segunda parte. También creo que La Mirada Femenina es utilizar la cámara para asumir la irritante, y en ocasiones imposible, tarea de enseñarnos cómo se siente una siendo el objeto de la mirada. 

 

La cámara te habla desde su posición de receptora de la mirada. Esta pieza del triángulo representa La Mirada mirada. Esto es lo que se siente al ser vista. 


Creo que “Fish Tank” de Andrea Arnold conseguió eso y también “Margaret” de Kenny Lonergan’s, IT FELT LIKE LOVE de Eliza Hittman – sí, la mirada femenina la puede hacer cualquiera hombre, mujer, cis o trans.

 

Estas películas utilizan una especie de viaje iniciático de la protagonista, la heroína como estructura. Un orbitar dentro del cuerpo- pero esto no es sólo sobre el sentir sino sobre la forma de una historia donde nos deleitamos con una mayor comprensión del poder de la protagonista. E incluso diría que “El rey de la comedia” es un viaje de una heroina de esa manera, nos caemos para atrás con Rupert Pupkin descendiendo en espiral en una historia siempre esclarecedora de autocastigo, enfadando o conquistando La Mirada Masculina. Que en este caso eran Jerry Lewis o la fama. 
En cualquier caso en esas tres películas, estamos más bien en historias de transformaciones,  de paso a la edad adulta- Ven y siente conmigo como me transformo cuando me transformo en lo que los hombres ven. Es sobre lo que hago porque soy vista, y su/mi efecto, esto es lo que causa en el mundo. La mirada mirada.

 

Esta tercera cuestión implica la manera en la que La Mirada Femenina osa a devolver la mirada. No es la mirada mirada. Es la

Mirada puesta en quienes miran. Es sobre cómo se siente el estar en el mundo siendo mirada por los demás durante toda nuestra vida .

 

O por ponerlo en una frase que he visto en unas series online hoy: “Nosotras no  escribimos la cultura, la cultura nos escribe a nosotras”  

Dice: “Nosotras te vemos mirandonos.” 

Dice: “Ya no quiero ser el objeto por más tiempo.” 

“Quiero ser sujeto y como tal nombrarte a ti el objeto.”

El objeto sois vosotros. Los hombres cis ¿Y es raro verdad? No es un calendario sexy ni un cambio de roles.
 
Esta sería la tercera parte de este triángulo y creo que es la más importante, y la que realmente no ha sido aún del todo representada.

No es tanto sobre el lenguaje cinematográfico, aunque podría fácilmente emplear cualquiera de las técnicas mencionadas pero es más la parte de la mirada que constituye una manera de hacer arte de forma socio política y demandando justicia.

 
Roger Ebert dijo el cine es una máquina de empatía y esto se puede decir también de la televisión y de cualquier historia.

De la misma manera que las conferencias y los discursos no son máquinas de empatía, no es que no os guste después de esto,bueno a algunos no les gustaré. 

 

Para ser sincera prefiero esconderme detrás de las cosas que escribo y creo que es una manera mejor de transmitir ideas. Pero a veces hay cosas que quiero decir, como todo esto, pero da más miedo cuando sale de tu propia boca. 

Es tan difícil salir aquí y hablar, me da miedo que la gente esté harta de mi. Yo estoy harta de mi enfado permanente. De mi rabia. 

Pero luego intento poner en perspectiva esto de que lo que hago “es excesivo” y pienso espera un momento, Transparent es una serie de televisión que ha costado unos pocos millones de dólares y otros pocos por su distribución 

 

Y luego pienso en Giancarlo Stanton. Que es un jugador de los Miami Marlins al que recientemente le han hecho un contrato por 325 MILLONES de dólares por dos años. Así que todo lo que es Transparent, grabar las tres temporadas, los sueldos y costes de producción ¡Caben en un pie de un jugador de los Miami Marlins! Pues no, a fin de cuentas no soy tan grande. 

Estoy aquí recolectando feminismo y otredad y la historia gay y la mirada desde la otredad, pero quizá es mi muro de Facebook el que me hace creer que estoy haciendo algo que “sacude al país entero” 

Los tres años de Transparent y algo más caben en un contrato de este hombre. 

Y este es solo uno. Uno del que no había oído hablar en un equipo del que apenas he oído hablar, en plan: “¿pero no se llamaban los Florida Marlins? 

 

Así que multipliquemos, ya sé que gana más que otros pero hay muchísimos jugadores de béisbol. Al menos 25 por equipo, 30 equipos, no sólo béisbol, baloncesto, fútbol, hockey, golf. Hombres mirando a hombres hacer cosas que interesan principalmente a los hombres, esta es la cultura de nuestra cultura. 


Los hombres a los que les gustan los deportes tienen suerte, la cultura les ofrece lo que les gusta durante todo el fin de semana, hay toda una sección sobre estas cosas todos los días en los periódicos.

Digo esto para intentar traducir a las mujeres como sería el tener las cosas que te gustan por todas partes.

A mi no me gustan los deportes pero me gustan, por ejemplo, las feministas discutiendo. 

Me encantaría un cara a cara entre .
Emily Nussbaum y Lena Dunham, a Roxane Gay y Belle Hooks?! Hablando sobre, por ejemplo, consentimiento a través de la lente interseccional –- Patrice Cullors y Gabrielle Union y las Glorias, Steinem y Allred.
 
Quiero decir, qué pasaría si lo que me gusta-las feministas discutiendo-estuviera  en la tele todo el fin de semana, imaginad camisetas y llaveros, yo en chandal con una cerveza en la mano viendo esto, y toda mi familia lo tiene que ver y aplaudir conmigo, podría entrar en un bar y ahí tendría a un montón de mujeres viendo discusiones profesionales sobre feminismo.
Una cosa más sobre deportes antes de volver a la mirada femenina – los hombres tienen deportes para ver y hablar sobre ellos todo el fin de semana ¿no? Pero es que luego, durante la semana mientras están trabajando en una ventana secreta detrás del documento Excel de lo que sea que hacen para que les paguen su sueldo, están jugando deportes imaginarios con otros hombres. Yo también quiero eso . Cuando no tenga a mis feministas discutiendo en la tele estaré apostando por feministas imaginarias discutiendo. Suena divertido. Esto es el privilegio.
No hay NADA cercano a la igualdad ahí fuera mientras esto que llamamos deportes domina, teniendo una sección entera del periódico CADA DÍA.
La mirada femenina no es un truco de la cámara es un generador de privilegio que me coloca a mí, la mujer, como sujeto. 

En un viaje.
 
Tu estarás de su parte
Tu estarás de mi parte, mi cámara, mi guión, mi palabra, mis notas, mi parte. Quiero que veas La Mirada Femenina como un esfuerzo consciente para crear empatía como una herramienta política

Es un pulso, quizá una lucha, al punto de vista del poder del privilegio propaganda intencionada-para cambiar la manera en la que se siente el mundo cuando se es mujer, cuando movemos nuestros cuerpos a través del mundo sintiéndonos como sujetos 

Es sobre cuerpos otra vez. Los cuerpos de las mujeres. De las Chicas. De la Gente que no acepta ningún género 

A veces la primera bocanada de este recentrarnos en nosotras mismas es como una especie de parálisis cuando nos damos cuenta de como se nos ha adoctrinado para estar calladas simplemente asimilando todo este trabajo toda nuestra vida consumiendo una cantidad tan sobrecogedora de artistas hombres cis chapoteando en su privilegio, contando sus historias que funcionan como propaganda que nos sugiere cómo comportarse, para tener su atención. Y de cómo esto no nos deja centrar nuestra atención en nosotras mismas.

Es como..Me encantaría poder poner en una película el sentimiento de tener once años y mirar a mi alrededor en la clase. Paredes con las fotos de los presidentes, mirando a todas partes, alrededor del techo de toda la puñetera habitación ¿TODOS HOMBRES?

Y pensar: “voy a ser la primera mujer presidenta”, y luego ese mismo día, ese mismo cuerpo, de camino a casa escuchando a Rod Stewart, porque era mi favorito,  cantando “Tonight’s the night”.
 
Pensando en que voy a ser presidenta y luego cantando:
No digas nada mi niña virgen / Solo deja a tus inhibiciones correr libres / El secreto está a punto de descubrirse/ En habitación de arriba porque la noche es demasiado vieja
Esta noche es la noche/ todo va a salir bien/ porque te quiero cariño/ nadie nos va a detener ya

Cantando sobre un pedofilo preparando a una menor para que se acueste con él
Cuando yo cantaba ¿era Rod o era La Niña virgen?
Daba igual: mis sueños de poder presidencial se perdieron a través de mi adolescencia o quizá tuve que hacer saltos extremadamentey altos durante mi vida y los sueños de poder se perdían en ser la “hermana del pelo dorado sublime”, “Magnolia de azúcar”o “la mujer de rojo”,  “tu cuerpo es el País de las maravillas”, “estás preciosa esta noche”…

 

Ya ni puedo escuchar la radio, se ha convertido en un verdadero problema. 

 

Esta Mirada Femenina es una plataforma política, significa que podemos empezar a denunciar lo horrible que es que se te ofrezca acceso a cambio de tener éxito en ser observada.
La Mirada Femenina denuncia como La Mirada Masculina NOS DIVIDE 

Es lo que llamo EL FEMENINO DIVIDIDO. 

Y cuando empiezas a darte cuenta lo ves por todas partes.
Los hombres nos dividen para contar sus historias. Nos dividen para así poder contar historias sobre nosotras a otros hombres.
Nos llaman “La Virgen y La Puta”.

“La que quiero y la que me quiero follar”. 

“La que es mi mujer y la que no me puedo quitar de la cabeza”.
Y el femenino dividido hace más que eso, funciona así:
Un sujeto masculino sostiene un objeto- la chica guapa- aquí arriba. La chica guapa brilla y consigue canciones escritas sobre ella. “Si soy una chica guapa quizá consiga el anillo, quizá la pedida de mano”, las chicas guapas se convierten en honorables madres y esposas. 

Son hijas y hermanas, exacto podemos ganarnos estar a salvo, esta idealización, si somos lo suficientemente buenas, o si compartimos sangre, se nos da un pase.

“ME ENCANTAN LAS MUJERES” es lo que dicen estos narradores en su defensa. “Las pongo en un pedestal”. Dicen esto como un halago.

Estas mujeres buenas también consiguen privacidad. Si un hombre se compromete con una mujer, ella consigue un diamante y deja de estar disponible. Sus amigos ya no pueden hablar de ella. Si ella se comporta de manera sexual ahora sólo lo hará en relación a su prometido 
Consigue parte de su privilegio. Se la eleva. Está a salvo. 

El femenino dividido.
 
Si tú no estás ahí arriba, estás por aquí. En esta parte. Y en esta parte están las busconas y las putas, las desconocidas que andan por la calle, èl le da un codazo a su amigo y dice: “Podemos decir lo que queramos de ella, no es la mujer de nadie, es nuestra”.

Es lo que ella quiere (observad cómo está mirada masculina  avergüenza a nuestro deseo, nombra sólo el deseo que a ellos les parece bien, como uno diferente al deseo que no se lo parece) 

Y estas chicas, aquí abajo, son USADAS por los hombres como objetos para ser llamados en congregación sexual con otros hombres Conversación. Lugar

Estas chicas son para compartir, a ver ¿qué es el porno si no una excusa para los hombres para ver a otros hombres correrse? 

La buscona INVITA a los hombres a una habitación oscura donde todos saben algo que a las mujeres buenas se les oculta.

Volvemos a lo binario. Las chicas buenas tienen pedida de mano, las malas mueren, tienen accidentes, son asesinadas. Las borrachas tienen lo que se merecen. 


Así que la mirada femenina puede ser una crítica cultural. Podemos usarla para denunciar todas esas jodidas historias en esos procedimientos -que se supone que deben de funcionar como un servicio público- que se supone que nos tienen que educar sobre la violación pero en realidad solo son más violación.
GRACIAS CHICOS. YA LO SABEMOS.

 
Como dijo Belle Hooks el otro día en la Universidad de New School, “Me gustaría pasar el resto de mi vida sin tener que ver otra escena de violación mientras viva”.  

El privilegio del protagonismo masculino se extiende hasta los juzgados, hasta la manera en la que la ley entiende nuestros cuerpos.
Transparent como serie de televisión invirtió en una protagonista transexual y la cultura cambió, las leyes cambiaron. Qué pasaría si sólo les estuviera permitido a las mujeres el crear historias sobre nuestros cuerpos, sobre violaciones o sobre consentimiento durante los próximos ¿100 años? 

¿Podemos cambiar las leyes con nuestra mirada?

Cuando escribimos y dirigimos y producimos nuestras propias verdades sobre la violencia en nuestros cuerpos, de vuelta a nuestros cuerpos otra vez, creando desde nuestros cuerpos y generando nuestra propia mirada, podemos hacer las preguntas importantes, decir esas cosas de las que las narrativas dominantes buscaban distraernos 

La Mirada Masculina NOS DIVIDE pero queremos nuestra subjetividad de vuelta, queremos tejerla de nuevo reuniendola, tejer nuestra integridad y hacer que sea inaceptable e incómodo USARNOS descaradamente como objetos, cortarnos en lonchas para meternos en vuestros climaxes narrativos  de rescate y venganza. 

 

No somos la virgen o la puta. Betty o Veronica, ni la pelirroja y Mary Ann, a veces tenemos que hacernos más y más pequeñas, elegir entre tres o entre cuatro, venga escoge: “¿Eres Carrie, Charlotte, Miranda o Samantha?  

Nos ponen nombres. Nos llaman Angélica, Elisa y Peggy 
Pobre Peggy. La que nadie quiere. 

Pffeggy! ¿Qué es lo que ha hecho mal?

Creo que Peggy es como Miranda o algo así
La mirada femenina inspira un RUGIDO colectivo, nos llenamos de PODER mientras nos corroboramos la una a la otra y colaboramos, descaradamente preguntamos lo obvio sobre el femenino dividido, denunciando desde nuestra silenciada y tapada humanidad objetificada. Nos quitamos la venda de los ojos y decimos lo que vemos, como vuestras narrativas masculinas cis tienden a oscurecer la realidad, asi como vuestras noticias.

 

Leo el periódico, “mira dice aquí que este tipo llamó a su amigo para que viniera y así  follarse a su novia que estaba inconsciente”. Y de alguna manera cuando se cuenta este tipo historia para el público, se nos pide que nos centremos en la parte que dice que ella estaba inconsciente. 
De prisa respondemos preguntándonos ¿POR QUÉ ESTABA INCONSCIENTE? ¿Por qué perdería el conocimiento? ¿Cómo de inconsciente? 

Pero La Mirada Femenina hace preguntas rimbombantes, se pregunta “por qué llamó a su amigo” algo que parece bastante gay a la hora de follar. Querer que tu amigo esté allí también.
“Hey! Has venido saquemonos las pollas”
 
“Vale! Ya voy”
 
Quiero decir ¿qué es una violación en grupo sino los hombres queriendo follar en la misma habitación con otros hombres pero usando la mitad denigrada del femenino dividido para no tener que nombrar su deseo hacia otros hombres 

Es su culpa. La culpa de Peggy. Por estar inconsciente. Será mejor que vengas. Sácate la polla
Se supone que no debo decir lo que vemos.
 
Se supone que me tengo que quedar dividida. Débil en mi división. Queréis  mantenerme ocupada, queréis que siga soñando con estar en ese pedestal que me ofrecéis, soñando que puedo usar una mitad de mi misma para estirarme hasta vuestra aprobación. Ese diamante luminoso de por vida- confiere privilegio masculino.

 

 No tengo ninguno. Y llevo intentando alcanzarlo desde que entendí que era una chica. 

 

La Mirada Femenina es protagonismo político y no teme preguntar: “¿Qué es la masculinidad tóxica? ¿Cuando vamos a acabar con ella?” 

La Mirada Femenina es más que una cámara o un estilo a la hora de filmar, es un generador de empatía que dice:


“Yo estaba en esa habitación” 

La Mirada Femenina es esa carta que la víctima de Brook Turner escribió. Ese caso que se hizo famoso porque ella era una escritora maravillosa. 

La Mirada Femenina dice estaba allí para mi vergüenza y esta es mi vida, este es mi humor. Y lo recojo todo y lo pongo en mi protagonista, con música, iluminación, y todos nos pondremos de SU parte. 

La Mirada Femenina es un bebé

que no ve y solo tiene un día

La Mirada Femenina se indignó tanto de que Toronto me creyera cuando dije que el tema era La Mirada Femenina y que aún no existía 

La Mirada Femenina busca y reúne pruebas, piedras preciosas enterradas.

Encuentras una película, un poema, una persona y dices 

Si, si, si ESO ES

La Mirada Femenina es eso verde que encuentras en el cerebro de una langosta 

Es la carne de un órgano, es el hígado, el páncreas 

Es la hueva, cadenas de huevecillos rojos tejidos juntos, abres tu langosta y todo el mundo dice: “eeeuughh” 

Contiene millones de generaciones de langostas, normal que nos asuste.

Son los bonobos que cuidan unos de otros incluso de los que no son de su familia. 

Es la Mirada Femenina Gay. 

La Mirada Femenina es un absurdista. 

Es una chinche, una mota en 5.000 años, cien años.

Mi Mirada Femenina estaba aterrorizada. 

Aterrorizada por hablar hoy. 

Se despierta en mitad de la noche y dice 

“No haces bastante y te pasas” simultáneamente.

La voz del patriarcado toma prestada su voz para que pueda gritarme diciendo PARA PARA PARA de hacer cosas.

La Mirada Femenina busca acabar con todas las miradas.

Ella es la Mirada de la otredad, la Mirada Queer, la Mirada Trans, la Mirada INTERSECCIONAL

Ella es la no mirada.

Surgiendo de un centro no de un triángulo sino de un círculo, integro. 

la Mirada del “siente conmigo”.

La Mirada de sentirse mirada

La Mirada de la verdad del “TE VEO”.

La Mirada Femenina es internet porque ahora podemos hablar unas con otras a la vez 

Colaborar 

Corroborar 

Tomaremos la invención de esta nueva tecnología y la llamaremos problemática para el patriarcado. 

La Mirada Femenina es una invitación a la interseccionalidad alineada.  

Dice: “deja mi cuerpo integro”.

“No me dividas”

Si tan sólo esto conseguimos alinear 

Quizá la Revolución puede ocurrir .Quizá incluso ocurra mientras yo viva. 

__________________________________________________________________________________________

Traducción del texto de la clase magistral de Jill Soloway: “La Mirada Femenina” para el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) en el 2016, cuyo video se puede ver aqui:

https://www.youtube.com/watch?v=pnBvppooD9I

La traducción se ha hecho de la trancripción aqui: 

https://www.toppleproductions.com/the-female-gaze

Para notas a la traductora (no profesional) escribir a jesusaricoy@gmail.com